Si copias algo, citame!

30 agosto 2006

Los olores...

(Hoy escribe Nina) Dicen que la memoria más primitiva y más instintiva se basa en los olores. En un intento por caracterizar los ambientes que más frecuento, acá va la enumeración de los olores propios de cada lugar.

Los olores de mi trabajo:
  • Estaño (soldado)
  • Metal quemado (mecánica)
  • Pucho
  • Encierro
  • Pintura de los trafos nuevos y pegamento
  • Electrónica y plásticos quemados
  • Pizza o comida recalentada en microondas
Los olores del entrenamiento de kung fu:
  • Transpiración
  • Ratisalil
  • Polvo de la alfombra
  • Humedad
  • Sahumerio
  • Comida (asado del restaurant del club)
  • Olor a hombre
Los olores de mi casa
  • Mi desodorante
  • El de Nacho
  • Salsa, cebolla frita
  • Sábanas sucias
  • Ropa limpia
  • Caca y pis de las gatas
  • Té de manzanilla
  • Baño recien limpio -> Cif
Son estos mismos olores los que, cuando ya ha pasado un tiempo y cambiamos de ambiente, al volver a olerlos, quizás en combinación (algunos son tan exclusivos que no necesitan eso), logramos evocar ese lugar del que provenían.
Eso. Nada más. Cosas para evocar.

2 comentarios:

David dijo...

Eh, Chinchiya, eso me pasa mucho a mi. De repente huelo algo que me recuerda a un momento concreto de mi vida. ¿Has leído El Perfume?

David
http://certeza.wordpress.com

Chinchiya dijo...

no, no lo leí, ¿de que se trata? ¿es un cuento?