Si copias algo, citame!

24 diciembre 2014

FUEGO: Renaceré

Cada tanto me agoto.
Me siento usada, débil, "desplumada"....
Y es hora de terminar de quemarse.
Mirarse el ombligo, encogerme, replegarme.
Y luego, sólo después, renacer.



Quizás se deba a que todavía no sé encontrar el equilibro entre el dar y tomar.
Entre el hacer y el descansar.
Entre el actuar y el contemplar.
Quizás sea parte de mi naturaleza el no poder encontrarlo.
Y quemarme.
Y en ese quemarme... Tomar, contemplar, descansar. En otr@s y a otr@s.
Y luego renacer.

Necesito ser importante. Hacer algo "grosso".
Soy un ser social. 
Alguien que busca una manada, y que muchas veces termina liderándola.
Sé que soy importante para mucha gente...

Al mismo tiempo sé que soy una más.
Que cuando ya no esté aquí, me desvaneceré como tanta otra gente que pasó por esta vida.
Que sólo seré un ladrillito más en esta enorme construcción humana.

Ninguna gloria es eterna... 
Y emocionalmente busco eternizarme, aun sabiendo racionalmente que es una batalla perdida, de antemano, contra la entropía.

Y de vez en cuando lo único que necesito es tu atención, tus palabras de reconocimiento.
PALABRAS.
Palabras, dichos, expresión escrita o hablada.
Tiempo comunicacional para mí de tu parte.
No sólo "demostraciones".

Sólo quiero que me conjures...



3 comentarios:

Martín Casatti dijo...

Es-pec-ta-cu-lar!
Siempre es bueno renacer, renovarse, dejar ir lo viejo y evolucionar.
Porque lo que no se mueve se estanca, y lo que se estanca se pudre. Mantenete en movimiento, siempre.
Y si bien puede que no estés en las palabras de alguien, seguro estás en la mente, de muchos.
Renazca tranquila, mi amiga, que acá la esperamos.

Chinchiya Arrakena dijo...

Tus palabras también me conjuran :)
Gracias Case!
Nos cybervemos en unos días...

Jor dijo...

Para renacer Nosce te ipsum.
Nos vemos cuando vuelvas con tarot, I ching y helado!